Javier Pérez Oreja nos cuenta cómo prepara las clases que recibe el alumnado desde casa

 

 

Javier Pérez Oreja es profesor de Técnicas Culinarias en el grado medio de Cocina y Gastronomía y estos días de confinamiento ha creado un canal en Youtube a su nombre donde va colgando vídeos de las prácticas que hacen alumnos y alumnas desde casa. A Javier le gustan las nuevas tecnologías y la creatividad y, con la ayuda de su hija y por medio de la utilización de distintas herramientas online, no ha tenido ningún problema para adaptarse a esta nueva situación en la que la totalidad de las clases se llevan a cabo y se reciben desde casa.

“Hemos mantenido los mismos horarios de clase y para dar la materia, además de Youtube, nos ayudamos de distintas herramientas. WhatsApp lo usamos para comunicarnos, ya que a la gente joven no le gusta usar el e-mail; Moodle, para entregar tareas; y además he descubierto una herramienta muy interesante que se llama EdPuzzle, que permite intercalar preguntas tipo cuestionario en diferentes momentos del video. Para las videoconferencias usamos Jitsi”, señala el profesor.

El objetivo es que la enseñanza siga su curso y Javier, como el resto de sus compañeros y compañeras, lo está consiguiendo. Uno de los últimos platos que ha cocinado ante la cámara de video es un arroz con alcachofas y chipirones. Mientras cocinaba, los alumnos le enviaban preguntas vía chat.

Otra de las actividades consiste en preparar un plato en 22 minutos, como en Canal Cocina. “Les he encargado a que cocinen unos huevos benedictine mientras se graban en sus casas. Es todo muy dinámico y el alumnado, en general, está respondiendo muy bien”. En otros ejercicios se utilizan fotografías y también hay otra serie de actividades más teóricas en las que se envían preguntas que los alumnos tienen que responder en Moodle. La práctica es fundamental, pero un poco de teoría para asentar la práctica viene muy bien.

Mayor dedicación

Javier también nos cuenta que, en ocasiones, “tienes que trabajar el doble de horas, porque preparar todas estas herramientas me lleva un tiempo extra”. Este profesor añade que “hay que salir de esta situación con los deberes hechos” y, por lo que cuenta, parece que lo están consiguiendo.

Javier Pérez Oreja, donostiarra, fue estudiante en Cebanc, donde entró con 15 años. Trabajó de cocinero durante 17 años, en diferentes establecimientos tanto en Donostia como en Isaba (Navarra), Formigal (Huesca) y Sabiñánigo (Zaragoza) y en el año 2000 ya se incorporó como profesor en La Escuela Oficial de Hostelería y Turismo de Gipuzkoa – Cebanc. En una primera etapa trabajó tanto en formación reglada como en continua y ocupacional, aunque ahora está volcado en la formación reglada.

Javier también es el responsable de los servicios del restaurante de los miércoles, día en que, junto a su alumnado, ofrece a todos los comensales el menú Homenaje a la Cocina Vasca Tradicional. El profesor ya está deseando volver a la rutina de entonces y sueña con ese cercano día en el que el centro vuelva a la normalidad.